Hay géneros de videojuegos que inevitablemente o están mutando o están muriendo. Cada vez es más escaso encontrar un nuevo, por ejemplo, juego de plataformas, JRPG, o un Coop. Lanzamientos de ese estilo abundaban hace uno años en el reinado del todopoderoso Super Nintendo, porque era lo que la gente compraba y lo que la tecnología permitía.

Los cambios en el comportamiento en el mercado, las plataformas en las que se desarrollan y los momentos cambian de manera que ciertos populares estilos de juego que antes existían se vayan perdiendo con el tiempo. Es lógico, no solo que con mayor tecnología podamos dejar atrás algunas modalidades anticuadas de jugar, sino que también un mercado más abierto se esfuerce en fomentar mucho ás estilo de juego que otro.

Hoy encontrarse con buenos nuevos títulos de estos géneros es como encontrar el anillo del señor de los anillos. Ya no los hacen, o muy de vez en cuando, y cuando lo encuentras te aferras a él. Yo tengo una amplia experiencia con juegos coop, porque los juego mucho con uno de mis mejores amigos. Puedo decir con confianza que juntos hemos pasado muchos de los mejores títulos de ese estilo (que por cierto recomiendo mucho): Conflict, Splinter Cell, Rayman Legends y Origins, Hammerwatch, Forced, Lovers in a Dangerous Spacetime, Army of Two, Portal 2 y cada uno nos ha ofrecido experiencias enriquecedoras.

Lo mejor de la mayoría de estos títulos no solo es que son coop, sino que necesariamente deben jugarse con uno o varios acompañantes para disfrutarlo como debe ser. Sus experiencias dependen de que exista el estrés colectivo, las conversaciones de “yo hago esto mientras usted hace esto”, eso e ha trasladado a experiencias de MMO’s como World of Warcraft, que no son solo juegos cooperativos sino muchísimo más.

Entiendo que el mercado ahora se comporta de manera que cada persona que quiera jugar un juego debe comprar su propia copia para entrar en línea con sus amigos. Eso no tiene nada de malo, es una simple mutación del mercado que busca vender más porque ahora cuesta más plata hacer un juego. Hay quienes no vamos a cambiar, y siempre vamos a preferir lo que teníamos antes. No es que odiemos lo nuevo, solo que nos gusta lo que ya conocemos.

Afortunadamente, las casa independientes todavía están apostando a las experiencias cooperativas y grandes juegos han salido que premian el trabajo en equipo. Los juegos cooperativos son experiencias de confianza, en el que debes saber que la otra persona la va a cagar como tú y tienes que bancártela. Pero también son experiencias donde una buena planeación y comunicación te hacen ganar.

Eso me gusta, así soy yo.

Pendientes por que en próximos días publicaré un listado con mis cinco mejores juegos cooperativos y mi experiencia con ellos.

🙂 Sean felices.

 

Advertisements