Puede que sea solo yo, pero me siento en un momento en el que los jugos de supervivencia están en su momento más glorioso. En estos pocos días me he encontrado con varios títulos que están de moda por trabajar a su manera este modo de juego, y qué bueno, porque es un gran género al que todavía se le puede sacar muchísima madera (no pun intended). En fin.

Ark: Survival Evolved es un juego desarollado por XXX y consiste en hacerse la vida en una isla llena de dinosaurios. Por hacerse la vida, me refiero a que debe construirse su propia casa, cazar su propia comida, hacer sus propias armas y todo eso. El hecho de que se desarrolle con criaturas prehistóricas lo convierte en algo muy atractivo, pues en cierto punto el jugador puede llegar a domar varias especies que encuentre, para ayudarlas a cazar con el, transportarse o cargar materiales.

Ark se puede jugar en modo single player, pero también ofrece una modalidad en lína tipo MMO en el que los jugadores crean tribus. Estas comparten recursos, animales, tienen líderes y al final, se enfrentan a otras tribus. El juego en términos generales ofrece una amplia experiencia y aun se encuentra en Early Acces, lo que  significa que todavía le faltan aun par de cosas por agregarle.

ark 2

Cuando juegas Ark, sobre todo al comienzo, te sientes un poco como en Dark Souls. Cualquier dinosaurio te puede volver matar en cualquier momento. Morir en este juego es muy doloroso, pues el jugador pierde todos los materiales que había reunido cuando reviva en la isla. La única manera de recuperarlos es yendo a donde está tu propio cadáver, pero allá normalmente sigue el dinosaurio que te mató.

Muchos se sienten frustrados porque este juego te castiga muy fuerte por cometer errores pequeños. Por ejemplo hay jugadores que critican duro a este título porque un dinosaurio enojado destruyó el campamento que tanto trabajo le costó construir. Ark no tiene un sistema de checkpoints que te permita regresar en el tiempo a cuando las cosas eran mejores, no.

Si te destruyen algo, te toca reconstruirlo, si te mueres y pierdes todo tu inventario te toca volver a conseguirlo.

Cuando el jugador pierde todo, en la mayoría de las ocasiones se debe a que el jugador decide esconderse en su casa de un dinosaurio que lo está persiguiendo. Los animales en este juego se comportan como los depredadores que son: no tienen problema con destruir tu casa si te quieren comer vivo. Esa es una de las lecciones que debes aprender muriendo, tristemente.

Y entiendo la frustración de los que pierden todo, porque cada cosa que tu tienes en ese juego las armado tu con tu propio esfuerzo. La gran cantidad de cosas que debes hacer para tener una cabaña y un par de dinosaurios entrenados y el tiempo que debes invertir es tanto que genera mucha frustración que un dinosaurio solo lo pueda destruir todo.

Y debo ser abogado del diablo, para defender que los desarrolladores de Ark no hayan cambiado esta mecánica ni siquiera para el modo de un solo jugador. El motivo principal de este juego es ofrecerte una simulación de lo que significaría sobrevivir en un mundo prehistórico. Ellos quieren que uno sienta la frustración que produce perder materiales y animales, porque de eso se trata esa experiencia. Existen muchos jugadores que han invertido más de mil horas a este título (hay un pisco en steam con 2100 horas WTF), y eso quiere decir que muchos entendemos esa propuesta.

Ark premia la experiencia, el cuidado, la sensatez, el equilibrio. Premia el trabajo duro y la constancia, de la misma manera que te premiaría la vida por sobrevivir una situación tan absurda.

En fin, chicos, esa es mi recomendación de hoy. Sayonara.

Advertisements