Como he venido hablando los últimos días de juegos cooperativos, no puedo evitar mencionarles uno muy especial, único hasta ahora en su especie se llama Keep Talking and Nobody Explodes. Este se juega en parejas, la primera persona tiene un manual de instrucciones sobre cómo desactivar una bomba, y la segunda tiene la bomba al frente. El objetivo es desarmar el explosivo antes de que termine el tiempo siguiendo las indicaciones del que tiene el manual en sus manos.

La idea, obviamente, es que aquel que tiene la bomba al frente y el que tiene las instrucciones no se estén viendo entre ellos. Es decir, el que está viendo a la bomba le va indicando a su pareja lo que ve, para que ella le diga como desarmarla. El juego sobresale por su originalidad y ser una gran manera de pasar el tiempo con los amigos.

Este tráiler lo explica mucho mejor que yo:

Con el paso de los niveles la experiencia se dificulta y descubrimos que cada escenario tiene el nombre de un paso de una terapia de parejas. Cuando lo jugué no pude evitar pensar que este juego es una gran manera de revitalizar una relación, pues fomenta el trabajo en equipo y se convierte en una excusa perfecta para abrir la comunicación.

El nombre del juego lo dice: si no hablan constantemente la bomba explota, no sé si los desarrolladores lo hayan pensando así, pero eso suena como una excelente metáfora de lo que guardarse un sentimiento o un pensamiento le hace a una persona. En algún momento estalla por no hablar a tiempo.

Creo que cuando dos personas encuentren las manera de sinconizarse para solucionar este juego, lograrán encontrarse con que juntos pueden logar muchas cosas, hasta desmantelar una bomba. Los invito a probar este maravilloso juego y que me cuenten.

Advertisements